ALBERTO FERNÁNDEZ PROPUSO COMBATIR LOS DISCURSOS DE ODIO Y REPENSAR LOS MODOS DE COMUNICAR E INFORMAR

El presidente Alberto Fernández planteó la necesidad de combatir y erradicar los discursos de odio, a la vez que propuso repensar los modos de comunicación e información

   Lo hizo en la inauguración del 39° período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) que encabezó en el Centro Cultural Kirchner (CCK).
   “Es importante coordinar acciones regionales para enfrentar los discursos de odio motorizados por algoritmos que generan adicción digital, dificultan el diálogo entre quienes pensamos diferente y debilitan la convivencia democrática”, desarrolló.
   Asimismo, agregó: “Aprovechando la desazón que generó la pandemia y los efectos económicos de la guerra, los discursos extremistas y violentos han proliferado. Encontraron tierra fértil para transformar los reclamos legítimos por mejores condiciones de vida en un discurso contra la política que pone en jaque a la misma democracia. Se trata de palabras que han ido ganando espacio y que naturalizan expresiones y acciones violentas”.
   El Presidente hizo eje en la virtualidad, el uso de las redes sociales y el desarrollo de fake news, al tiempo que aclaró que “repensar la cuestión no busca poner en juego la plena vigencia de los derechos individuales, del derecho a la información o los principios que fundamentan la libertad de expresión”.
   Durante su discurso, el mandatario denunció además la desigualdad existente en las sociedades, que se agravó producto del impacto negativo de la pandemia en la Economía y las consecuencias de la guerra entre Rusia y Ucrania.
   “La desigualdad que enfrentamos es consecuencia directa de quienes pugnan por un Estado ausente que deje en manos del mercado la solución de aquella desigualdad”, expresó.
   En la misma línea, planteó: “En esta coyuntura, los problemas se agudizan. Se agravan las dificultades de logística sobre las cadenas de valor, con un fuerte impacto en el precio de la energía y los alimentos”.
   Con eje en la integración productiva y el trabajo coordinado, Alberto Fernández habló de la compleja coyuntura internacional en la que se enmarca el 39° período de sesiones y pidió avanzar en la creación de trabajo y potenciar la producción de bienes y servicios a través del desarrollo científico y tecnológico.
   Asimismo, el mandatario destacó la instancia ofrecida por la CEPAL al tiempo que afirmó: “Nuestros pueblos necesitan soluciones ya y el ´documento núcleo´ que nos presenta la CEPAL plantea ejes de trabajo muy valiosos”.
   En base al documento elaborado de forma conjunta por el organismo internacional, el jefe de Estado planteó la necesidad de reducir la brecha ecológica a través del impulso de políticas que “faciliten la transición hacia las energías renovables y desarrollar cadenas de valor en torno al litio, al hidrógeno y otros minerales estratégicos que nos permiten la generación de nuevas energías, es una oportunidad que tenemos y no debemos desperdiciar”.
   También, informó que América Latina y el Caribe puede “convertirse en líder mundial en la producción de hidrógeno bajo en carbono”, y enfatizó en trabajar en la búsqueda de fuentes de financiamiento de parte de los principales Organismos Multilaterales de Crédito para concretarlo.
   “Necesitamos recursos para que la transformación que planteamos pueda materializarse”, declaró.
   El Presidente volvió a apuntar además contra los países emisores de carbono, a los que señaló como los responsables del cambio climático, y pidió que la región “debe ser aliviada del esfuerzo” por no ser “generadora de la crisis”.
   En otro de los pasajes, el mandatario abogó por la igualdad de género como clave para avanzar en la construcción de sociedades inclusivas, y llamó a una reflexión colectiva para avanzar en la puja redistributiva.
   “Venimos de perder millones de vidas como consecuencia de una impiadosa pandemia. ¿Es justo que la fortuna de solo diez hombres represente más que los ingresos del 40 por ciento de la población global?”, se preguntó de cara al auditorio colmado de funcionarios, entre ellos varios de sus ministros.
   “Fue en la pandemia cuando la riqueza concentrada en el mundo central se exhibió con toda impudicia. Y fue en la pandemia cuando la pobreza y marginalidad distribuida en la periferia en la que se ha convertido el hemisferio sur solo reveló su impotencia. Esa desigualdad ya mostró su capacidad de daño. La pandemia se ha cobrado cuatro veces más vidas en los países más pobres que en los ricos”, concluyó.
.
También hablaron ministros.
.
Luego, tomaron la palabra el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto de la Argentina, Santiago Cafiero; su par de Costa Rica y Presidente del trigésimo octavo período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Arnoldo André Tinoco; la secretaria de Asuntos Estratégicos de la Argentina, Mercedes Marcó del Pont; la coordinadora Residente de las Naciones Unidas en la Argentina, Claudia Mojica; el secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres -a través de un mensaje grabado- y el secretario Ejecutivo de la CEPAL, José Manuel Salazar-Xirinachs.
   A su turno, el canciller Cafiero celebró la apertura de sesiones y destacó el objetivo del Gobierno: “Es reducir las brechas que caracterizan la situación de nuestros países con el resto del mundo y nos interpelan las desigualdades hacia adentro de cada una de nuestras naciones”.
   “La CEPAL jamás fue un organismo tecnocrático. Tuvo alma, vida y fuerza inspiradora pero tampoco se quedó en los principios. Nos enseñó un método. Aprendimos a pensar mirando el futuro deseado y analizando con mucho rigor los datos distintivos de cada etapa”, indicó Cafiero.
   En tanto, sumó: “En los años ’50 la CEPAL hizo docencia sobre los senderos de la industrialización. En los años ’80 nos ilustró sobre la trampa de la deuda externa. Ahora vuelve a entregarnos valiosos documentos, una hoja de ruta con un diagnóstico preciso de nuestra región y su contrapunto con el mundo, un mundo de incertidumbre. Pero no lo hace solo para que los admiremos sino para que aprovechemos la investigación y las categorías teóricas y podamos enriquecer las políticas públicas”.
   Al respecto, el subsecretario de América Latina y el Caribe, Gustavo Martínez Pandiani, aclaró que Cafiero pidió centrar el debate de la CELAC en temas de la integración que “generen oportunidades concretas de crecimiento y equidad para los sectores más golpeados por la pandemia y la guerra”.
   “Por ello, buena parte del encuentro regional estará vinculada las cuestiones de la seguridad alimentaria y energética. La PPT Argentina esta decidida a liderar ese esfuerzo”, expresó el funcionario.
   Entre los presentes, destacaron el Premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz; la profesora de Economía de la Innovación y el Valor Público en la University College London (UCL) Mariana Mazzucato y el ministro de Hacienda y Crédito Público de Colombia, José Antonio Ocampo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here