DUEÑA DE QUINTA EN LA QUE FUE ASESINADA NAVILA DIJO QUE EL DETENIDO LE PEDÍA PLATA PORQUE ERA EXTORSIONADO POR UNA MENOR

Fotografia de archivo de Navila Garay, la adolescente de 15 años que fue encontrada enterrada en el fondo de una vivienda de la localidad bonaerense de Chascomús. FOTO NA

La dueña de la quinta en la que encontraron muerta a Navila Garay declaró que el detenido por el femicidio le pedía dinero con frecuencia, ya que aseguraba estar siendo extorsionado por una menor de edad que amenazaba con denunciarlo por abuso sexual.
   La mujer, que reside en la localidad de Lanús y tiene la propiedad de Chascomús como finca de fin de semana, sostuvo que el jardinero Néstor “Lito” Garay le dijo que mantenía relaciones sexuales con la menor que lo extorsionaba, la que había llegado a pedirle la escritura de su casa para no denunciarlo por abuso sexual.
   El testimonio de la mujer fue fundamental para la causa, ya que permitió a los investigadores encontrar en el fondo de su quinta, enterrado, el cuerpo de la adolescente Navila Garay.
   En el testimonio que brindó a la Justicia y que fue revelado por el sitio Infobae, la dueña de la quinta sostuvo que el jardinero la llamó la semana pasada y le avisó que había enterrado en su predio un animal.
   “Mirá, te enterré un perrito ahí en la quinta”, fue el mensaje que recibió y que la motivó a viajar a Chascomús el último sábado, junto con una amiga.
   “Llegué a eso de las 17. Me llamó mucho la atención que apenas entramos las dos apareció Lito. No habían pasado ni cinco minutos. Inclusive mi amiga me dijo al oído: ‘¿Dónde estaba este tipo para entrar atrás nuestro?'”, recordó la mujer.
   En el marco de una conversación normal, el jardinero le expresó: “Mirá que te enterré el perro ahí. No toques nada que yo después te acomodo todas las ramas y todo “.
   La mujer entonces se acordó de la joven que era buscada en la ciudad y le preguntó al parquero por ella, ya que ambos tenían el mismo apellido.
   “Apenas le pregunté, bajó la cabeza. Se puso a mirar para abajo. Me dijo que era una sobrina lejana. Le pregunté si no estaba preocupado y me respondió: ‘No, es una trola, debe andar por Ranchos o Lezama con algún macho’. Después de eso, se fue”, relató.
   La dueña de la quinta verificó el pozo en el fondo de la propiedad, pero como le pareció muy grande para un perro, decidió ir a la comisaría por “intuición”.
   Después recordó algunas situaciones mientras declaraba que empezó a relacionar con el caso.
   “Hace cuatro meses por lo menos que Lito me viene pidiendo plata. Antes eso no sucedía. Le pregunté por qué era y qué le andaba pasando. Me dijo que estaba siendo extorsionado por una mujer. Yo le dije que vaya y que la denuncie. Pero me contó que estaba teniendo relaciones sexuales con esa chica y que era menor, por eso no podía hacerlo”, contó.
   Sostuvo que Garay le dijo “puntualmente que la chica lo amenazaba con denunciarlo por abuso si no le daba plata”, a lo que atinó a responderle: “¡En la que te metiste!”.
   En otra ocasión, Garay le contó a la testigo que Navila había llegado a su casa a bordo de un auto conducido por otra persona que no reconoció, se bajó y le exigió la escritura de la casa para no denunciarlo por abuso.
   “Es más, me contó que la propuesta era que él se podía quedar a vivir hasta que muriera y después la casa quedaría para ella”, recordó en la declaración que disparó el procedimiento en su quinta, con resultado macabro y que derivó en la detención del jardinero.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here