EL CONGRESO INICIA EL RECESO INVERNAL Y SE PONE EN MODO CAMPAÑA PARA EL CIERRE DE LISTAS

Como ocurre cada año, con escasas excepciones, el Congreso entrará en receso a partir de la semana próxima y la pausa en la tarea parlamentaria coincidirá con el vencimiento del plazo para presentar las listas de candidatos de cara a las elecciones legislativas.

El Senado tiene previsto realizar el receso de invierno entre el 19 y el 30 de julio, según adelantó la oficialista María de los Ángeles Sacnun durante la última reunión de la Comisión de Asuntos Constitucionales que ella preside.
   La Cámara de Diputados, en tanto, no tiene definida la fecha pero maneja las opciones de acoplarse al período del Senado o tomar el receso entre el 26 de julio y el 9 de agosto, con lo que la actividad terminaría el viernes 23.
   En cualquier caso, el descanso invernal coincidirá con el proceso del cierre de listas que tendrá su conclusión el 24 de julio, por lo que la actividad política de los legisladores nacionales no cesará a pesar del receso.
   Este año se vencen los mandatos de 127 diputados nacionales y 24 senadores, por lo que varios de ellos buscarán lugar en las listas de candidatos de sus respectivas provincias para tratar de obtener su reelección en el cargo.
   Entre los nombres más conocidos están los de los diputados Carlos Heller, Leopoldo Moreau, Hugo Yasky y Fernanda Vallejos, en el Frente de Todos, y Graciela Ocaña, Fernando Iglesias, Diego Mestre y Héctor “Toty” Flores, en el Frente de Todos.
   También las senadoras Anabel Fernández Sagasti, María de los Ángeles Sacnun y Carlos Caserio, en el Frente de Todos, y Julio Cobos, Laura Rodríguez Machado y Silvia Elías de Pérez, en Juntos por el Cambio.
   De esta manera, los diputados y senadores de ambas bancadas, así como aquellos que forman parte de bloques provinciales y que ven vencer sus mandatos en este turno electoral empezarán a dedicarse casi exclusivamente a la campaña.
   Es una regla no escrita del Congreso que en los años impares -es decir, cuando hay elecciones- la actividad parlamentaria se ve afectada por la participación de los legisladores en las negociaciones por el armado de las listas y en los actos de campaña.
   En este caso, la merma del trabajo legislativo que supone el proceso de cierre de las listas quedará disimulada por el receso invernal, aunque es probable que se note más cuando arranque oficialmente la campaña.
   Por otro lado, la adaptación digital de la tarea parlamentaria, forzada por la pandemia de coronavirus y las consecuentes restricciones, hace que esa suspensión temporal de la actividad sea más flexible.
   En 2020, de hecho, el receso invernal no se dio debido, primero, a la demora que ya había supuesto el inicio de las restricciones y, segundo, a que las comisiones podían reunirse de forma remota, lo que llevó a que la actividad por momentos fuera incluso más intensa que en la pre pandemia.
   Actualmente, la Cámara de Diputados es la que tiene mayor presencialidad tanto en las reuniones de comisión como en las sesiones, mientras que el Senado mantiene un modelo mixto que acota la asistencia personal al palacio legislativo.
   No obstante, ambas Cámaras entrarían en receso en el mismo período coincidente con el cierre de las listas de candidatos a diputados y senadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here