LOS ABOGADOS DE CRISTINA KIRCHNER SE PRESENTARON EN COMODORO PY PARA TOMAR CONTACTO CON LA INVESTIGACIÓN

José Ubeira y Marcos Aldazábal, abogados de Cristina Kirchner, se presentaron hoy ante el juzgado federal a cargo de la jueza María Eugenia Capuchetti para tomar contacto con la causa por el intento de homicidio contra la vicepresidenta.

  Los letrados sostuvieron en un breve contacto con los periodistas acreditados en Comodoro Py 2002, que “todos los líderes populares están expuestos a un atentado”, pero prefirieron no avanzar en consideraciones hasta tanto no profundizar el conocimiento del expediente.
   En ese contexto, adelantaron que, por el momento, no tienen previsto proponer ninguna medida de prueba pues eso está supeditado al cotejo de las actuaciones que vienen desarrollando la jueza y el fiscal Carlos Rívolo.
   Al ser consultado sobre el rol de la custodia cuando se produjo el ataque contra Cristina Kirchner, Ubeira aseguró que “no hay ninguna sospecha” sobre el accionar de esos efectivos de la Policía Federal.
   En ese contexto, prefirió atribuir a la vocación de contacto directo con la gente que se acercó a apoyar a la ex presidenta el aprovechamiento del agresor para intentar asesinarla.
   Más temprano, en declaraciones a la TV Pública, Ubeira aseguró que la vicepresidenta “está bien” y que no se muestra particularmente preocupada por su seguridad.
   “Cuando uno tiene la trascendencia de ya sabe que no es de uno sino que es de la gente, grandes preocupaciones en relación con esto no tiene. Lo único que le preocupa en ese sentido son las cosas de su familia, sus hijos, sus nietos”, expresó.
   Por otra parte, en declaraciones a La 990, sí deslizó dudas sobre el accionar de los policías que manipularon y, por ahora, inutilizaron el teléfono celular del autor material del intento de homicidio, Fernando Sabag Montiel.
   Cuando fue interrogado sobre qué pensaría sobre el bloqueo del teléfono si no fuera el abogado que representa a Cristina Kirchner en la querella, esbozó una sonrisa y sugirió: “No hablemos más”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here