RECHAZARON PLANTEO EN ESTADOS UNIDOS POR NARCOTRÁFICO QUE FUE EJE DE UN CRUCE ESPERT-PICHETTO

La Cámara Federal de Casación rechazó un recurso del empresario patagónico Federico Andrés Machado, alias "Fred", detenido desde abril del año pasado por pedido de Estados Unidos, que pretende juzgarlo por delitos de narcotráfico y lavado de activos.

  Machado fue eje de una polémica meses atrás entre el diputado libertario José Luis Espert y el ex senador y candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio Miguel Ángel Pichetto.
   En la antesala de la campaña presidencial de 2019, Espert utilizó uno de los aviones de la empresa de Machado para viajar a Viedma, Río Negro, para la presentación de uno de sus libros.
   “Gracias a Fred Machado por el excelente vuelo que hemos tenido”, le agradeció Espert en aquella oportunidad.
   En una discusión en Twitter, Espert le dijo a Pichetto que “cualquier bondi lo deja bien”, a lo que el hoy auditor general de la Nación replicó: “Diputado Espert: hay un bondi que no me deja bien, y ese es el del vínculo con narcos que prestan camionetas blindadas Jeep Grand Cherokee negras y aviones privados”.
   Espert explicó públicamente que aquella invitación para la presentación del libro fue su único vínculo con “Fred” y calificó de “hijos de puta” (SIC) a quienes lo acusaban de estar financiado por un narcotraficante.
   Sobre “Fred” Machado pesaba un alerta roja de Interpol por supuestas operaciones irregulares en la compra y venta de aviones para una empresa de la que era propietario, investigada en Estados Unidos por presunta relación con el narcotráfico. Además, está sospechado por el hallazgo de cocaína con destino final México, Belice y Guatemala.
   Machado intentó, hasta ahora vanamente, impedir su extradición a Estados Unidos, en esta última oportunidad invocando una ley de 2007 que establecía las condiciones de “ingreso de tropas extranjeras al territorio nacional y salida de fuerzas nacionales para participar del ejercicio combinado Plata V”.
   Previamente había argumentado que no se le habían aceptado en los tribunales argentinos pruebas de lo que, según sus palabras, eran la demostración de su inocencia. En los juicios de extradición, según la ley argentina, “no se podrá discutir acerca de la existencia del hecho imputado o la culpabilidad del requerido”.
   Sólo se debe dirimir si el pedido de extradición es o no procedente.
   De esta manera, los jueces Mariano Borinsky, Javier Carbajo y Ángela Ledesma dejaron virtualmente despejado el camino para el juicio de extradición, mientras que en Estados Unidos, Machado podría ser condenado a penas de hasta la prisión perpetua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here