GASPAR CAMPOS: LA CASONA DE VICENTE LÓPEZ QUE SE UNGIÓ COMO CENTRO DE OPERACIONES DE PERÓN EN SU REGRESO AL PAÍS

La casa de Gaspar Campos 1065, donde el ex presidente Juan Domingo Perón vivió tras 17 años en el exilio, se convirtió en uno de los puntos destacados del mapa peronista y, tras varios años de abandono, recuperó el esplendor que supo tener en 1972.

    La residencia, ubicada en el partido de Vicente López, entre las calles Penna y Haedo, tiene un curioso origen también vinculado de manera irónica al histórico líder del PJ: fue construida en 1936 a pedido de Alfonso von der Becke, hermano del teniente general Carlos von der Becke, que en 1955 presidió el tribunal militar que decidió la degradación del derrocado jefe de Estado.
   Años más tarde, la propiedad fue adquirida por la familia Bauer Megelbeck: en junio de 1972 fue comprada por el PJ para ser la residencia de Perón tras 17 años viviendo en el exilio, principalmente en la quinta 17 de Octubre, ubicada en el barrio madrileño de Puerta de Hierro.
   Luego de ser acondicionada para el General, la casa de Gaspar Campos recibió en la mañana del 18 de noviembre de 1972 al ex presidente, quien vio a miles de militantes en su nuevo barrio.
   La masiva bienvenida no estuvo exenta de problemas para los vecinos, ya que las casas terminaron con pintadas y algunos daños materiales que rápidamente fueron reparados tras la orden del nuevo habitante del distrito del norte del Conurbano bonaerense.
   Durante casi dos meses, la tranquilidad del barrio se vio sacudida por la presencia de Perón, quien en diciembre de ese año volvió a partir hacia el exterior, tras visitar Paraguay y Perú, regresó a Puerta de Hierro.
   A mediados de 1973, el líder del PJ protagonizó su regreso definitivo al país y para asumir la Presidencia de la Nación por tercera vez, luego de la renuncia de Héctor Cámpora: nuevamente se hospedó en Gaspar Campos.
   Luego de asumir al frente de la Casa Rosada, Perón permaneció durante algunos meses más, mientras se acondicionaba la Residencia Presidencial de Olivos.
   A fines de junio de 1974, allegados al entonces mandatario se aprestaron a acomodar la casona de Gaspar Campos porque Perón iba a retornar allí: sin embargo, el 1º de julio de ese año el jefe de Estado falleció a los 79 años.
   Luego de que fuera heredada por las hermanas de Evita, la propiedad fue recomprada por el PJ en 1993. Durante varias décadas estuvo abandonada y sufrió daños en su estructura, pero en el último lustro por impulso de la CGT Zona Norte recuperó su esplendor y fue bautizada “La Casa del Reencuentro de los argentinos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here