GENDARMES CONTINUABAN CON PERITAJES TRAS EL IMPRESIONANTE TIROTEO ENTRE POLICÍAS FEDERALES Y BONAERENSES

 Efectivos de la Gendarmería Nacional continuaban esta mañana realizando pericias en la zona donde se produjo el impresionante tiroteo entre entre efectivos de la Policía Bonaerense y la Federal en el partido de Avellaneda que terminó con un muerto, dos heridos y tres detenidos.
   Peritos de esa fuerza federal estaban a cargo de recabar toda una serie de medidas de prueba, como auxiliares de la Justicia, en torno a la investigación del violento episodio registrado este viernes por la tarde.
   El hecho ocurrió cuando los agentes de la fuerza nacional abordaron a los efectivos provinciales, quienes se encontraban extorsionando a una mujer.
   El episodio se produjo en una estación de servicio ubicado en Nicaragua y Acceso Sudeste, a escasos metros de un importante centro comercial, en momentos en que los uniformados de la Policía Bonaerense estaban extorsionando a una mujer de República Dominicana, a quien le habían reclamado dinero en efectivo como una suerte de “peaje” para que pudiera vender droga en la zona, trascendió.
   Antes de concurrir al lugar, la víctima había denunciado la actitud de los uniformados a la UFI de Avellaneda, que había dado intervención a la División Antidrogas de la Policía Federal.
   En pleno pago del dinero reclamado, los efectivos federales quisieron detener a sus pares provinciales, quienes se resistieron utilizando sus armas reglamentarias.
   En el tiroteo murió el comisario Martín Hernan David cuando intentaba huir del lugar a bordo de un auto blanco: el efectivo, de 43, había sido ascendido a ese cargo el 1º de enero de este año, de acuerdo a lo establecido por la Resolución 44 del Ministerio de Seguridad provincial.
   En tanto, el capitán Eduardo Franicevich y otros dos efectivos, todos cómplices en la extorsión, quedaron detenidos.
   Por parte de los efectivos de la Policía Federal, dos agentes resultaron heridos y fueron trasladados al Hospital Fiorito para ser atendidos: el integrante de la División Antidrogas Urbanas Sergio Aran se encontraba en grave estado por los cuatro disparos recibidos en el abdomen, mentón y ambas piernas, mientras que su colega Claudio De Cargo tenía una herida en el muslo izquierdo.

Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here