Le negaron la vacante por su identidad de género y la justicia les ordenó inscribirlo

Un establecimiento educativo, ubicado en la ciudad de La Plata, le negó la vacante a un alumno que ya cursaba en la institución por su identidad de género. Con diferentes excusas, le demoraron la inscripción para el ciclo lectivo 2019, pero la Justicia ordenó su inmediata reincorporación.

A partir de la denuncia de la madre del menor, el juzgado de Familia N°7 de La Plata ordenó a la escuela secundaria inscribir al alumno trans que hasta el año pasado había cursado sus estudios en el establecimiento.

El fallo resolvió “ordenar con carácter cautelar la inscripción del joven”, teniendo en cuenta que el adolescente de 13 años “manifestó su deseo de seguir estudiando en esa escuela y no en otra”.

En su denuncia, la madre del alumno relató que a pesar de que hizo los trámites para reinscribirlo en diciembre, no obtuvo confirmación a tiempo y su hijo se quedó sin vacante a días del inicio de clases, por lo que decidió realizar la presentación judicial.

“La historia de vida del joven y su deseo manifestado en autos, convierten en imperiosa la necesidad de otorgar una vacante escolar en ese establecimiento educativo en particular, que garantice su derecho humano a la educación, hagan a su dignidad, no discriminación y satisfaga su interés superior por sobre todas aquellas medidas o decisiones que le afecten en la esfera privada como pública”, sostiene el fallo.

De acuerdo al documento, emitido el 11 de marzo, el adolescente se autopercibe varón aunque todavía no se produjo el cambio registral que establece la Ley 26.743 de Identidad de Género, por lo que “en respeto al derecho de la identidad de género se lo designa en el fallo con el género masculino autopercibido”.

Según trascendió, el adolescente atravesó conflictos escolares e incluso tuvo un “intento de autoeliminación” con consumo de pastillas, durante octubre del año pasado. A partir de esto, permaneció internado en el Hospital de Niños Sor María Ludovica de La Plata durante un mes.

Frente a esa situación, se realizó un informe social en su domicilio, en el cual la madre comentó que el joven no volvió a la escuela donde cursaba el primer año de la secundaria. Sin embargo, el informe resalta que “tenía todas las materias aprobadas y se le acompañó con apoyo del Hospital de Niños durante su permanencia en ese nosocomio”.

La madre explicó también que los conflictos en el instituto se debieron justamente a la falta de aceptación de identidad de género de su hijo.


Comentarios de Facebook

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here